Los experimentos de Mendel y sus resultados
Los experimentos de Mendel y sus resultados

Los experimentos de Mendel y sus resultados

Las actuales teorías sobre la herencia fueron elaboradas por primera vez por el monje austríaco J. Gregor Mendel, que llevó a cabo experimentos de cruce con el guisante ornamental (Pisum sativum), estudiando únicamente características de la planta fácilmente identificables y susceptibles de clasificarse dentro de un esquema disyuntivo. Este tipo de rasgos se denominan caracteres alternativos y, en concreto, Mendel trabajó con siete (color y forma de la semilla, color y forma de la legumbre, color y posición de las flores y el tamaño de la planta) que presentaban sólo dos posibilidades distintas.

Los siete caracteres estudiados por Mendel

En sus primeras experiencias. Mendel estudió la herencia de cada uno de los siete caracteres por separado. Para ello, cruzó ejemplares que diferían en una característica, eligiendo cuidadosamente las plantas que iba a utilizar como progenitores (generación parental, P) y asegurándose de que eran razas puras, es decir, plantas que procedían de una línea de descendencia en las que el carácter se había conservado a lo largo de varias generaciones sin variación alguna.

El resultado de este cruce mostraba que todos los descendientes que formaban la primera generación filial F1 eran iguales a uno de los progenitores e idénticos entre sí. Más adelante, dejó que estos se autofecundasen y obtuvo una nueva generación filial F2 en la que aparecían individuos fenotípicamente iguales a los padres e incluso diferentes.

Para explicar los resultados obtenidos en sus experimentos. Mendel formuló una serie de hipótesis que pueden resumirse en las siguientes:

  • En cada organismo existen un par de factores hereditarios que regulan la aparición de una determinada característica, los cuales obtiene de sus progenitores.
  • Cada uno de estos factores se transmite como una unidad discreta inmodificable.
  • Cuando se van a formar los gametos, los factores que determinan una característica se separan y se distribuyen a los gametos en forma de unidades independientes. Con la fecundación, los factores se unen al azar en los descendientes para definir las características de los nuevos individuos.
  • Si un organismo posee dos factores diferentes para una característica dada, uno de ellos debe expresarse y excluir totalmente al otro. Al que se expresa se le denomina dominante y al excluido, recesivo.

Además, para probar sus hipótesis, Mendel realizó retrocruzamientos o cruces de prueba, que consisten en aparear un individuo de genotipo desconocido con un homocigoto recesivo. Si en la descendencia sólo aparecen individuos con el carácter dominante, el individuo problema es homocigótico, pero si también aparece el carácter recesivo en proporción 1:1, el individuo problema es heterocigoto.

Puedes repasar los experimentos de Mendel y sus resultados escuchando el siguiente podcast.

¿Te ha gustado esto? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!